Este bonito velero bergantín es una fiel réplica de un barco corsario holandés construido por el ingeniero naval sueco Chapman y capitaneado por el pirata checo Augustin Heřman en el siglo XVIII, siendo famoso por sus correrías robando a los barcos mercantes españoles en las costas de la América colonial, especialmente en las costas de Guatemala, donde robaba azúcar, vino y tabaco para revenderlas luego en Holanda como botín de las corsarías.

 

Características técnicas
eslora  23,8 m
manga 6,06m
calado 2,8 m
 desplazamiento 125 t
 superficie vélica 364 m2
Altura de los palos 25 m
motor MAN D 2866 TE 375 HP
tanques de combustible
4 t
tanques de agua 6 t
tripulación máxima 37 hombres